Imprimir

18 de diciembre 2017

Publicado en Noticias

Puri- Ana 11

El 18 de diciembre, al volver a poner esta fecha en el corazón, fijamos, sobre todo nuestros ojos en la vida de nuestro Fundador, siempre entregada al servicio de "Jesús nuestro Bien".

Este día 18 de diciembre es un día grande en nuestra Congregación, celebramos el 118 aniversario del nacimiento para el cielo del Siervo de Dios, Francisco Butiñá, nuestro querido y venerado Fundador, y hemos querido hacer memoria agradecida de su vida, tejida sobre la urdimbre de la fe y de la compasión, como compañero de Jesús y como fundador. Dos vocaciones que vivió con gran celo, por la gloria de Dios, y con fidelidad heroica hasta su muerte, acaecida en Tarragona el 18 de diciembre de 1899.

En este marco celebrativo, las Hermanas Purificación Argomániz y Ana Romero han querido que agradezcamos con ellas la fidelidad de Dios, desplegada en los 50 años de Puri y los 25 de Ana de vida josefina.

De corazón, nos unimos a vosotras, dando gracias a Dios, por tanto bien recibido y por tanta vida compartida, con cada una, en el empeño ilusionado por vivir, con fidelidad dinámica, el carisma recibido de Francisco Butiñá, siguiendo a Jesús, el Artesano de Nazaret, nuestro bien.

Con estos sentimientos hemos celebrado la mejor de las celebraciones, La Eucaristía, la acción de gracias por excelencia.
Hemos recordado que hace muchos años, el P. Butiñá felicitaba a una sobrina suya con motivo de su toma de hábito en la Siervas de San José de Gerona, y lo hacía con una frase que nos ha acompañado en muchas ocasiones: "Después de la gracia de Dios es la alegría uno de los principales dones del cielo, que nos dispone a trabajar con acierto en nuestro provecho espiritual y bien de nuestros hermanos".

Hoy es para Puri y Ana un día de alegría, un día de agradecer el regalo de la llamada que recibieron del Señor y de agradecer tantas mediaciones y ayudas recibidas a lo largo de la vida.

Agradecimiento que han expresado de esta manera:
Gracias por nuestros padres, los primeros que nos transmitieron la fe.
Gracias por la cercanía de las primeras hermanas josefinas que conocimos en Barcelona y en Zaragoza, de las que recibimos el testimonio de una vida alegre, entregada al Señor.
Gracias por tantas hermanas con las que hemos convivido en distintos lugares; gracias porque en esta historia de fraternidad nos has dado a conocer nuestras limitaciones y también has fortalecido nuestra capacidad, de servicio, de relación.
Gracias, de manera muy especial, por el P. Butiñá, por esta ESCUELA DE SANTIDAD que es su vida, por el ejemplo de su vida de su ministerio infatigable, por el amor entrañable a las jóvenes trabajadoras, por su fidelidad en medio de las dificultades, por su espíritu alegre y sencillo, por se el "padre de los pobres..."
Gracias sobre todo, por Ti, Señor de la vida, por tu presencia continua a lo largo de estos 50 años, 25 años... Sigue sosteniendo nuestra fidelidad, que sabes que es débil. Tenemos la confianza puesta en ti, en que Tú nos conduces.
Purificación Argomániz, FSJ y Ana Romero, FSJ.

Desfile pie

  • logo siervas

        

  • sersol

  • logo de avidi


  • logo gran cas

  • vicentino

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web